A A
RSS

Del objeto hechizo al diseño parche-corporativo

30 de Noviembre de 2010

Artistas MICH, Héctor Vergara, Talleres

Esta semana tuvimos el agrado de participar en el taller Inteligencia Colectiva realizado por el Colectivo Zoohaus. Proyecto español que se instaura en varios países de Sudamérica para explorar el abanico de técnicas constructivas que se encuentran en los espacios públicos precarizados en las mayores zonas de vulnerabilidad económica de países como Colombia, Perú y Chile.

Junto a nuestras amigas del Colectivo Zoohaus nos salpicamos en un pequeño fragmento de la cartografía del espacio público, nos adentramos tímidamente en algo así como el hemisferio popular de la comuna de Santiago, Plaza de Armas, La Vega y por Independencia en el “Barrio de Peruanos”. Como buen turista, cámara en mano, nos dispusimos a capturar la superficie creativa y rescatar la llamada inteligencia colectiva. Mapeados por una previa presentación de procesos participativos y una visión poética sobre la creación y resignificación de objetos, nos fuimos dando cuenta de la escasa participación colectiva de los productos artesanales o semindustriales en este mini tour, más bien descubrimos una pequeña escala de negocios en torno al objeto carro, como son morfológicamente los carros utilitarios, desde el carro de supermecados adaptado para cocción de sopaipillas (Masa de harina de trigo frita en aceite) hasta la escala de diseño de carros móviles institucionalizados, como el reten de carabineros ubicado a las afueras del Mercado Central.

Nuestras fotografías daban cuenta de un tipología de objetos semiindutrailizados o industrializados acordes a una necesidad de mercado y no a la integración o desarrollo grupal de un dispositivo calculable como inteligencia colectiva. Lo que encontramos fue más bien pequeños objetos hechizos que remiten a una solución de diseño para un uso “por mientras”, como fue un pedazo de neumático de camión que encontramos en la calle apegado a la vereda. Este trozo de goma encontrado entre la calle y la acera de peatones fue creado como un suple para amortiguar el impacto de un carro o bicicleta al momento de pasar por el desnivel.

Este ingenioso artefacto fue el escogido para apropiación de diseño. El proyecto fue rápidamente vinculado a la visibilización de la mala construcción y planificación de las ciclovías en Santiago. El tramo de ciclovía del bandejón central de la Alemeda entre Amunategui y Ejercito fue escogido como el icono del urbanismo a medias de las actuales soluciones viales.

Copiamos la rudimentaria solución de corte de neumático e instalación sin fijación del suple, los materiales de construcción fueron 6 neumáticos de camión, un tarro de pintura de alto trafico y 2 latas de spray para la gráfica.

Al parecer el corte y confección no eran los más idóneos para rescatar la magia o aura que puede tener un objeto hechizo, los participantes del taller nos vimos subordinados a la acción colectiva y a los momentos fotográficos que sirven para el reconocimiento colectivo-corporativo de una taller con una escasa profundización y un exacerbado ímpetu curricular.

El parche que bautice como “suple-cleta” termino siendo un parche amarillo caterpillar, símbolo del diseño industrial hegemónico y a la vez una alegoría a la órbita que gira en torno al arte público que generalmente terminan siendo soluciones parches, factibles y sobre todo desechables frente el problema de planificación y desarrollo urbano.

(…) el que intenta suplir la ineficacia de las plataformas institucionales y estatales ante la problemática de bienestar social y habitacional urbana (Szmulewicz, Ignacio [2009]. Estéticas de la intemperie: TUP y la apuesta por el arte colectivo. Santiago: Universidad de Chile)

Héctor Vergara

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

One Response to “Del objeto hechizo al diseño parche-corporativo”

Leave a Reply

advert
Citas & Frases
  • LUIS CAMNITZER
    El pintor Frank Stella decía: “si somos los mejores está bien que nos imiten” una frase con tono de presidente norteamericano.

  • THEODOR ADORNO

    “La expresión museal tiene en alemán un aura hostil. Designa objetos respecto de los cuales el espectador no se comporta vitalmente y que están ellos mismos condenados a muerte. Se conservan más por consideración histórica que por necesidad actual. Museo y mausoleo no están sólo unidos por la asociación fonética. Museos son como tradicionales sepulturas de obras de arte, y dan testimonio de la neutralización de la cultura.”

MICH en Facebook
MICH en Flickr
Ad Ad Ad Ad Ad Ad
Patrocinadores
Partners